domingo, 30 de junio de 2013

La gélida luz


Por qué hoy estoy tan contento,
Descubro que en la vida hay tesoros a manos llenas,
La naturaleza nórdica a escena,
Un magnífico lienzo.
 
Infinidad de vestidos mágicos de hadas,
Noches blancas en gélidos glaciares,
Lágrimas azules se deslizan en cascadas,
Hilos de platas espectaculares.
 
Me detengo aquí para contemplar,
Imágenes de fiordos,
Soplándole secretos,
Al guerrero vikingo,
 
Evocando los cantos de valkirias,
Almas envueltas en paisajes de acuarelas,
Ríos de Odín de fuentes infinitas,
Llevando flores de innumerables fragancias,
 
Las gaviotas improvisan el ritmo de una orquesta,
Diez días sin luna, de libertades ciegas,
Se filtran en los acordes lentos de la lluvia.
Cuando el pájaro de acero despliega sus alas.
Nico 30-06-2013

miércoles, 19 de junio de 2013

Sirena o mujer


Mar en cólera furioso,
Galope veloz de olas,
Huracán impetuoso,
Hunde barco, brama y rola.
 
El cielo sigue tronando,
Náufrago sobre la arena,
Gritos ahogados,
Suaves besos de sirena.
 
Labios de espuma de mar,
Cuerpo con bellos tatuajes,
Dos montañas de cristal,
Melena negra, salvaje.
 
Hechizado con su canto,
Calma con amor su sed,
Cuerpo de fuego sin red,
Fluye sabia por encanto.
 
Inunda y apaga la llama,
Sueños de color violeta,
Cama cubierta de escamas,
Dibujando dos siluetas.
 
Despierta exhausto el marino,
Seducción o desatino,
¿Cómo pudo suceder?,
Se le nubla la memoria
¿Era sirena o mujer?,
Solo recuerdos de euforia.
Copyright © 16/2012/1160

domingo, 16 de junio de 2013

Las vibraciones del campo


Faena eterna,
Sin tiempo para disfrutar de la tierra bendita,
Como el agua en el puño,
Jinete solitario,
Cabalgando, entre ráfagas de viento,
 
Aves en desbandadas,
Camino interminable de sudores y lágrimas,
Amanecer labrando,
Arraigada lealtad y entrega a la tierra,
 
Siembra el grano, implora al cielo,
El sol ardiente, fríe su alma,
Atardecer gris, con arco iris esplendoroso,
Cae la lluvia y cesa el llanto,
 
Las fértiles cosechas aparecen,
Trigales, pan y miel,
Latidos de placer,
Aroma de flores de perfumes intensos
Mundo de fantasía,
 
Paz de los sentidos,
Torrente fresco de riachuelos,
Sueña, goza, siente y vuela,
Por el firmamento de diamantes,
Como estrella fugaz surcando el cielo.
Copyright © 16/2012/1160

viernes, 14 de junio de 2013

Llévale rosas y besos


Porque la gente se grita,
Porque están tan excitado,
Porque perdemos la calma,
Si el otro está sosegado.
 
Ecos de viejos amores,
Que de cerca se escucharon,
Cuando llegó el desamor,
Las ofensas distanciaron.
 
Como quise sin quererte,
Como ardías y temblabas,
Como tus torres gemelas,
Al rozarlas se erizaban.
 
La ilusión se fortalece,
Como juncos en la niebla,
Que se doblan y no se quiebran,
Si esa unión permanece.
 
El susurro mata al grito,
Reaviva, acerca el regreso,
En el corazón está escrito,
Llévale rosas y besos.
 
Después de toda una vida
Me fijo en el firmamento,
Me han robado a mi estrella,
Criatura, pura y querida,
Eras mi diosa más bella,
Que lo difundan los vientos.
Copyright © 16/2012/1160

martes, 11 de junio de 2013

Pesadilla

 
Arriba en el castillo, en la loma,
Mi tumba, tenga el cielo por corona,
No quiero que la tierra sea mi cama,
Me gusta, en la cúspide la llama.
 
Estoy aquí, aún no he muerto,
Ya cubren mi túmulo en el huerto,
Vuela un hada, exhala vida,
¿Cerrará su magia ésta herida?.
 
Oigo suspiros de alivio y lamentos,
Se llevan mis huesos al osario,
Que vayan haciendo testamento,
Que han desatado la ira del templario.
 
El cielo oscurece de repente,
Un jinete salido de la nada,
Amenaza con espada reluciente,
A dejar el cadáver en su morada.
 
Despierto en la quietud de la mañana,
Sudor frío me corre por el cuerpo,
Me bajo despacio de la cama.
Pasó la pesadilla, ¡no estoy muerto!.
Publicado  en la Talega (revista cultural e informativa)
               Nº 23 Año XI Agosto 2011

(Mi primera poesía)

sábado, 8 de junio de 2013

Quiero que seas muy fuerte


Quiero que seas muy fuerte,
Cuando ronde la partida,
Y me sienta aún con vida,
Para alejar a la muerte.
 
Dulce sonata de otoño,
Como nubes moribundas,
Que los rayos las derrumban,
Como la helada al retoño.
 
 Fui ave de paso, cantando a la vida,
Surcando los cielos,
Estrellas y luna, ¿de dónde salieron?
Caballos sin rumbo, bellas amazonas
Fluyen a la gloria por un rio de aroma.
 
Olor a tierra cavada,
Vacían un profundo lecho,
Que no se aturda la mente
Que se nos muere la vida,
Quiero que seas muy fuerte.
 
El alma juiciosa, asiente,
¡Lucha!, no seas complaciente,
Alucinación, misterio de ensueño,
Súbitas imágenes, mostrando a su dueño.
 
Euforia, oculto placer,
Me quedé sin fuerza, se apagó mi sed,
Siluetas oscuras llenas de poder.
Fuerzas ocultas, tempestad del alma,
Pasado y presente, pasan por mi mente,
Quiero que seas muy fuerte.
 
 Soñando despierto,
No puede ser cierto,
Te siento en mi pecho.
¡Mi alma ha vuelto!
Copyright © 16/2012/1160

jueves, 6 de junio de 2013

Habla Burguillana "A"


Burguillos del Cerro
                 
                                                                            
A modo de introducción quiero señalar que no soy ningún erudito en esta materia, sólo un simple aficionado  embarcado en una aventura llena de curiosidades y  recuerdos.
  
Conviene precisar que no se trata de un vocabulario fruto de la investigación, sino de búsqueda, recopilación y definición, vinculado  a nuestra tierra y sus gentes, a sus costumbres, a los trabajos que realizaban antaño, mas allá de esto me interesa recuperar aquellas palabras que tenían originalidad propia, que no son corrientes en otras zonas o que en la actualidad están en peligro de extinción o se usan menos que en otra época, sólo por el placer de recordarlas y darles vida de nuevo me llena de satisfacción, estén o no en el Diccionario de la Real Academia de la Lengua, sean vulgarismos o arcaísmos; es el habla de nuestros antepasados, es una peculiaridad que continúa advirtiéndose en los descendientes, lo esencial es que  tengan los rasgos más singulares o significativos de esta tierra,  aunque no estén todas las que son ni son todas las que están.  
Quiero destacar que el vocabulario que aquí tratamos intenta ajustarse al que hablamos  en Burguillos del Cerro y su entorno geográfico, aunque rasgos comunes apenas existen, comparten las palabras, aunque difieren sustancialmente en otro nivel lingüístico, como el fonético, (el tonillo).
Gracias a todas las personas con la que he conversado, y han colaborado desinteresadamente para   poder llevar a cabo este trabajo.   
                                          
........................................................................
                 
A
Abajote: Lejos, muy abajo. Frase orig. “Cayó la lluvia del cielo, abajo allí abajote y en su torrencial camino el entierro de Bigote”.
Abate: Sustituye al adverbio de cantidad casi cuando equivale a por poco. ”Abate me caigo, bajé la escalera corriendo y trompezé con un escalón”. Expresa que apenas le faltó nada para que sucediera tal accidente. En su origen fue imperativo del verbo abarse, (apartarse, quitarse del paso). En castellano se utiliza como “eclesiástico de órdenes menores, y a veces simple tonsurado, que solía vestir traje clerical a la romana”.
Abangarse: Aplíquese a la madera: abombarse, doblarse, vencerse, torcerse. Los estantes se han abangado por el peso de los libros. Las ramas de los árboles se abangan excesivamente  por la carga de fruta.
Abollao: Abollado. Utensilios de cocina, cacerolas, pasteleras, etc., con la superficie llena de bollos.
Aborrecío: De aborrecer: Dicho de algunos animales, y especialmente aves: Dejar o abandonar el nido, los huevos o las crías por temor a su inseguridad. También las crías desde muy pequeñas, si se las toca, se escapan del nido.
Abrir: Despejarse la atmósfera. “Vamos a tener buen día, se está abriendo”
Abuja-ahuja: Aguja. Barrita puntiaguda de metal, hueso o madera, con un ojo por donde se pasa el hilo. “Una abuja en un pajar, es difícil de encontrar” ó “Con la punta pincha, con el culo aprieta, y con lo que le cuelga, tapa la grieta”.
Abujero y ahujero: Agujero.
Abundio: Tonto, mas que tonto, imbécil. Dichos: “Eres más tonto que Abundio, que vendió el coche para comprar gasolina o que se fue a vendimiar y llevó de postre uvas”.
Aburrirse: Se dice de una planta cuando se mustia o marchita, está perdiendo vigor y acabará secándose.
Acaná: A menudo, con frecuencia.
Aceitao: Bollo amasado con harina, aceite y otros ingredientes.
Aceo: Agrio, ácido. Persona de carácter y trato antipático.
Acerones: Acederas. Planta herbácea comestible de sabor ácido. Abundante en  Extremadura.
En el año de la jámbre, si no juera sío por los azarónes que noh comimoh”.
A la charamandusca: Echo a lo loco, a toda prisa, de cualquier forma, sin orden.
Achibarrá-o: Voz extremeña. Mal de la cabeza, ida. Frases: ¿Morirme? Sería lo último que haría en la vida. “Los locos son los que están fuera”
Achicoria: Sucedáneo del café en la posguerra. Para elaborarlo se recolecta el maíz, se deja secar y posteriormente se tuesta y se reduce a polvo, obteniendo un producto de aroma suave. La achicoria fue en los tiempos de escasez un agradable sustituto del café, mezclado con malta, (cebá tostá)  para conseguir color, debido sobre todo a su menor coste económico.
Achozao-aíto: Dícese del olivo o cualquier árbol que por el peso de su fruto sus ramas quedan achozadas, con  forma de chozo.
Acituna: Aceituna. “La acituna en el olivo si no la coges se pasa, eso te va a pasar morena, si no te casas”.
Aclarón: Enjuague ligero, al lavar la ropa. A estas sábanas le doy un aclarón y a la cuerda.

Acorde: Sobrio, sereno. Que no esta bajo los efectos del alcohol.
Acucharrao: Reseco, ajado, deshidratado.
Acurrucao: Encogido para dormir. Acariciar con mimo, adular, mecer y acurrucar al niño en el regazo de su madre. Dicho: Al niño llorón, boca abajo y coscorrón
Adefesio: Es palabra caída en desuso, antes muy común, especialmente para describir lo que a una mujer le merecía el aspecto de otra: "Hija, vas hecha un adefesio", resumía la opinión desfavorable acerca del tocado, la indumentaria o el maquillaje ajeno. Su remoto origen hay que buscarlo en las acerbas críticas que san Pablo vertió en su epístola a los efesios, habitantes de Éfeso, enclave famoso en Asia Menor, visitado por el apóstol, a quien, al parecer, le gustó poco.
Adobe: Ladrillo de barro y paja secado al sol y que se empleó mucho en el pueblo en la construcción de paredes y muros.
Adobo: Masa del chorizo, destinada a embutir. A modo de prueba, se fríe en las matanzas y se come con pan.
Afilaó-Afilón: Afilador de instrumentos cortantes, (tijeras, cuchillos y navajas). Era un sonido muy familiar cuando se escuchaba las notas de una armónica que anunciaba el paso del afilador. También las  personas mayores dicen que cuando se oye, algo  malo  va a suceder. Afilado rápido.
Afisia: Asfixia. Con tanto humo nos vamos afisiá.
Afotos: Fotos, retratos. Vulg. La anteposición de la letra a para algunas palabras: (amoto, aluego, arradio, amarrón…).
Agapo: Persona con poca fuerza, floja, endeble, débil. “No vales ni para tacos de escopetas”.
Agarrar: Cuando en la vacuna contra la viruela se formaba postilla. Tacaño, miserable. "Mas agarrao que un chotis”. “De la cofradía del puño cerrao ó bolsillo cosío
Agazapao: Agachado, escondido, al acecho.
Agila: Aligera, camina, marcha, tira. “Agila p’alante, que llegamos tarde”.
Aguachirri: Aguachirle: Del latín aqua y chirle: Adj. Familiarmente insípido, sin sustancia, dícese del gazpacho, sopa o café demasiado aguado y sin sabor. Nombre que se daba a la tinta que se hacía en las escuelas,  (mezcla de agua y polvos),  para escribir a plumilla.
Aguaeras: Aguaderas. Armazón de madera o de  esparto de cuatro apartados,  se colocaban sobre las bestias para acarrear agua, leche etc., en vasija de hojalata o  cántaros.
Aguanieve: Ave migratoria que inverna en Extremadura, con dorso verde oscuro, vientre blanco y alas y pico negro con un largo penacho en la cabeza. Su llegada anuncia los fríos, de ahí su nombre. Dicho:   Eres mas fría que un aguanieve.
Aguantá el chaparrón: Soportar un reproche o riña injusta sin responder.
Aguaucho: Aguaducho: Puesto del “pescao” que hubo el pueblo hasta la construcción de la plaza de abasto. Actualmente es el puesto de periódicos.
Ágüela-o: Vulg., Abuelo, abuela. Refrán: Como te veo, me vi /como me ves, te verás /haz lo que puedas por mi, porque tu también te has de ver /como me estás viendo a mi.
Ahora mihmito: En este momento o en este instante.
Aire sevillano agua en la mano: Expresión utilizada en Burguillos, para anunciar que el viento del sur o suroeste  nos trae la lluvia.

Airón- airazo- airecino: Viento fuerte, ventolera.  Dicho: Aire, aire, mi marido en la era, y yo...con el fraile.

Ajhogarse en’un vaso de agua: Agobiarse ante pequeños problemas.

Ajogar y Ajorcar: Vulgarismos de ahogar y ahorcar.

Ajoporro: Ajo silvestre. Se cría como los ajos porros. Se dice de los niños mal educados.

Alacrán: Escorpión. Arácnido con abdomen que se prolonga en una cola formada por seis segmentos y terminada en un aguijón curvo y venenoso. Proverbios: “Si  el alacrán viera y la  víbora oyera, no habría hombre que al campo saliera – “Si te pica un alacrán, corre, corre sacristán“.

Alagao: Inundado, anegado. Dicho. “Va a llover más que cuando enterraron a Bigote”.

Alante: Adelante, delante.

 «Señol jues, pasi usté más alanti
y que entrin tos esos.
no le dé a usté ansia
no le dé a usté mieo...
si venís antiayel a afligila
sos tumbo a la puerta.
¡Pero ya s’ha muerto!»…. (Gabriel y Galán.- El Embargo)

Aldefa o Ardefa: Adelfa. Arbusto que puebla las riveras, con flores de  vistosos colores rosáceos.

Alestinoso o arrestinoso: Sarnoso. Que causa repulsión y repugnancia por su aspecto. “¿Quién tiene mas alestín un gato o un mastín?”.

Alicante: Bicha, culebra que tiene la particularidad que al defenderse hinca la cabeza en la tierra y con la cola da latigazos. Es de las mas largas que tenemos, no es venenosa y habita en casas abandonadas y en doblaos.   Dicho: Si te pica un alicante, ves al cura a que te cante”.

Alifafe: Se dice de pequeñas molestias en persona  y más en caballería  generalmente leve, caída, golpe, achaque, etc. “Desde que lo conocí mi vida es un alifafe, no tengo duda al pensar que es un cenizo o un gafe” (f.o.)

Alisón: Peinarse de forma apresurada, atusarse el pelo.

Aljibe: Cisterna. Depósito, generalmente subterráneo, donde se recoge y se guarda agua procedente de lluvia o manantial. En arquitectura la bóveda de aljibe, es aquella en la que sus dos cañones semicilíndricos se cortan el uno al otro. Como otras palabras que empiezan por “al”, aljibe proviene del árabe hispánico, concretamente de la voz alǧúbb.

Allegá: Dícese de la persona de confianza o amistad profunda muy próxima a una familia.

Alma-Arma: Esternón del cerdo.

Alpiste (alpihte):   Vino.  “A mi marido le gusta mucho el alpihte”

Alreor: Alrededor. Entorno o cerca de algo o de alguien. “No se necesita ser una estrella para alumbrar a la gente del alreor”.

Aluego: Por luego, después.

Alunao: De alunar: Se dice del jamón podrido, estropeado, corrompido. Atolondrado.

Amatacaballo: Hacer las cosas de prisa y corriendo sin tener en cuenta los obstáculos que pueda haber por delante.

Ambozá: Ambueza. Lo que cabe en el cuenco que forman dos manos juntas. No hay una medida equivalente porque todo depende del tamaño de las manos del que actúe. “Hay algunos que en vez de un puñao, cogen una ambozá”

Amilanao: Amilanarse es sinónimo de  abatirse, desalentarse, acobardarse, asustarse, intimidarse, acojonarse, retraerse, espantarse, acoquinarse, atemorizarse, desanimarse, amedrentarse. La palabra deriva de la voz milano, porque a esta ave de rapiña le temen otras aves menores. Las gallinas y pollos se esconden cuando se percatan de la presencia del milano, se aterrorizan, se amilanan.
Pero el hombre también se amilana ante alguien o algo cuando se acobarda.

Amo: Vamos. Usada a veces como interjección indicando extrañeza o incredulidad: «amos anda...».o «amos que...»

Amolaera: De amolar: Piedra de silicio arcilloso que se utiliza para afilar herramientas de corte.

Amotejar: Manojos de taramas, (parte fina de la leña), entrelazados, cruzados entre sí y atados.

Anafe: Esta voz de origen árabe designa a un hornillo portátil que se usaba para hervir el agua, calentar la comida y otros usos cotidianos. Frase: (“mira l´anafe que no salte”).

Anarre: Persona desordenada, despreocupada, desaliñada, desarreglada, etc.

Ande: Adonde.

“¡Los suspiros son aire y van al aire!
¡Las lágrimas son agua y van al mar!
Dime, mujer, cuando el amor se olvida.
¿Sabes tú adonde va?” (G. A. Bécquer).



Anda con diós: Adiós.

Andancia-o: Epidemia leve que se propaga por la zona. Procede del verbo andar.

Andoba: Del caló. Persona cualquiera que no se nombra. Se usa generalmente en sentido despectivo.

Anduvo de la cerca a la meca y al cañaveral: Refrán. Indica el cúmulo de actuaciones que tuvo que hacer una persona de un sitio a otro para conseguir su propósito.

Andurriales: Andurrial. Camino apartado y difícil aunque se trasiega con cierta frecuencia. Paraje extraviados o fuera de camino.

¿Qué quiere este mostrenco en esta casa?  /  Idos a la vuestra, hermano, que vos sois, / y no otro, el que destrae y sonsaca a mi señor,  / y le lleva por esos andurriales.”  (El Quijote).

Angarilla: Armazón de cuatro palos clavados en cuadro, de los cuales prenden unas  bolsas grandes de redes de esparto, cáñamo u otra materia flexible, que servía para transportar en cabalgaduras gallinas, pollos, pavos… y cosas delicadas, como vidrios, loza, etc.’. El término sobrevive en el cuadrante sur de Extremadura.


Ansias: Ganas de vomitar. “Viendo la comida me dan ansias y ganas de gomitar”.

Antaño: Antes, antiguamente, en otros tiempos.

Antié: Anteayer. “Antié le di un barruscón al corral y hoy está iguá”

Anzuelo: Orzuelo. Grano al borde de los párpados.

Añedío: Añadido, sumado.

Apañao: Mañoso, habilidoso, desenvuelto, eficaz, trabajador.

Apañar: Arreglar, recoger, componer, reparar. “Apañar bellotas”. “Una sola araña cien moscas apaña”.

Aparejo: Montura. Conjunto de elementos que se colocan en una caballería para poder montarla. «ensilla, Sancho, a Rocinante, y apareja, /tu jumento y el palafrén de la Reina, /y despidámonos del castellano y destos señores, /y vamos de aquí luego al punto.” (El Quijote).


Aparente: Habilidoso, apañado.(ex)

Aparato: Se emplea para designar específicamente, según los casos, un avión, un teléfono etc.,

Aperao: Aperador. Encargado de labranzas. Capataz de una finca.

Apipao: Atracarse de bebida o comida.

Apoquinar: Pagar en el acto. Saldar cuentas.

Aprevente: Prevenir un daño o perjuicio. Prepararse para lo que pueda ocurrir. No hiciste lo que te ordenaron aprevente para una buena bolacha”(f.o.)

¿A qué te la ganas?: Amenazas con darle unos azotes.

Arao: Arado. Instrumento empleado por nuestros agricultores para remover y preparar la tierra antes de la siembra, debe sin duda ocupar un lugar destacado dentro del escalafón de los aperos agrícolas. Al principio los arados eran de madera, tirados por animales o personas para abrir un surco en la tierra. Más tarde fueron los bueyes u otras bestias de cargas que tiraban del mismo.
Los romanos innovaron el invento introduciendo una cuchilla de hierro, y fue ya en la Edad Media cuando tuvo un verdadero apogeo funcional, integrando rejas y cuchillas para los suelos más duros.
A partir de ahí este apero, que tanto ha contribuido al desarrollo de la humanidad, ha sido mejorado progresivamente, hasta que en el siglo XX se acopla a las máquinas agrícolas -tractores- facilitando aún más la labor de los agricultores.


¿Cuál es el hijo cruel
que a su madre despedaza
y su madre con gran traza
se lo va comiendo a él? ……… El arado

Arangután: Orangután. Mono antropomorfo que llega a medir dos metro de altura. Vive en las selvas de Sumatra y Borneo. Frase: Ese tío tiene mas pelo por tó el cuerpo que page un arangután”

Arañón: Rasguño, arañazo. “Cogió las moras pero salió del zarzal lleno de arañazos”

Arbarca: Abarca. De origen prerromano. Calzado de cuero crudo que cubre solo la planta de los pies, con reborde en torno, y se asegura con cuerdas o correas sobre el empeine y el tobillo.

Arbejaruco: Persona bruta y tosca. Ave llamativa por sus colores, pero es incluso más llamativo verlos cazar en vuelo. Come abejas en las colmenas, de ahí que entre los apicultores tenga muy mala fama.

Arbellana: Cacahuetes con cáscara - falsa homonimia con avellana: “fruto del avellano” del latín  Abellana nux,  (nuez de Abella), ciudad de Campania. Adivinanza: Ave tengo yo por nombre y es llana mi condición, el que no me lo acertase, le digo que es un simplón.

Arberca: Alberca. Depósito de agua construido con muros de ladrillo o piedra que sirve para regar.

Arbérchiga: Fruto del albérchigo. Su carne es dura, jugosa y de color amarillo muy intenso; su piel es amarillenta con una mancha sonrosada en la parte que más le da el sol. (ex)

Arbuhera: Albuhera. Palabra de origen árabe, que significa embalse. En el siglo XVIII, se construye la presa de la Albuhera, a expensas del Obispo de Badajoz Monseñor Merino Malaguilla, y anteriormente a la construcción de la presa se llamaba "Charco del Toro" que abastecía de agua al pueblo.

Arcagüete-a: Alcahuete. Chivato, chismoso, persona que se quiere enterar de todo. Soplón, delator. “Anda diciendo tu madre, que tienes huerto y olivar, y el oficio de alcagüeta, esa es otra propiedad”.

Arcancí: Alcancil: Alcachofa. También se oía alcaucil. Palabra sonora muy utilizada en los mercados para nombrar a la alcachofa,  hoy en desuso o en vía de extinción.

Arcandora: Alcandora: Localmente se dice arcandora a la mujer métome en todo, que habla demasiado. Según la Rae es una vestidura a modo de camisa o  la camisa misma. Frase: No seas arcandora, no te metas donde no te llaman.

Arcaraván: Alcaraván. Persona maleducada, ignorante grosera. Cernícalo. Frase: Arcaraván comí a otro  que no a mi. Del cuento popular (La zorra y el Alcaraván).

Archiperre: Conjunto variados de utensilios y herramientas. Trastos inútiles.

Arcornoque: Alcornoque. Quercus occus. Árbol del que se extrae el corcho. En sentido figurado, persona torpe, tarugo, bodoque, zafio. “Tienes mas corcha que la Arcornocá”.

Arcucero: Alcucero .Embustero, alcahuete, pelotas.       

Arcuza: Alcuza. Recipiente, vasija generalmente de forma cónica utilizada antiguamente para tener el aceite en la casa. “La arcuza, con aceite, siempre a mano para que no se apague el candil

Ardaba: Aldaba. Viene del árabe ad-dabbah “cerrojo” picaporte”, ya en al-Andalus no significaba propiamente cerrojo si no pieza de metal con la que se aseguraba por dentro una puerta ya cerrada. Constaba de una barra fija en la pared, de manera que pudiera girar de arriba abajo y por el otro extremo tenia un gancho que entraba en una argolla afianzada a la pared o al marco de la puerta. Otro sentido que tomo la palabra es llamador colgante de la puerta.

Arengue: Arenque.

Arforja: Alforjas. Tira de tela fuerte que se dobla por los extremos formando dos bolsas grandes y cuadradas donde los jornaleros llevaban la comida al campo.” Para ese viaje no se hace falta alforjas” <Arforjas llenas, quitan las penas>.

Argarabía: Algarabía. Que viene a ser como el vocerío que se forma cuando todos quieren decir algo supuestamente más importante que lo del vecino y al final se convierte en un reto para averiguar quién es el que más grita, y donde nadie se entera de nada.

Armóndiga o almóndiga: Albóndiga. Durante siglos los españoles dijeron alternativamente albóndiga o almóndiga, cerebro o celebro” (Amando de Miguel)


Armorraque: Almorraque. Plato típico de Burguillos: Es una ensalada de hígado y  carne asada,  con cilantro, tomate, cebolla, vinagre, aceite y sal, servido en un azafate.

Armorzá-almorzá: Almuerzo. Tomar un bocado. Comida ligera de media mañana.

Lo primero y principal
es oír misa y almorzar,
y si corre much prisa,
almorzar y no ir a misa.

Armué: Almud. Antigua medida de capacidad para el grano, de valor variable según lugares.

Armerga: Amelgar: Marcas en el terreno como referencia para que la siembra sea más uniforme.

Aro: Juego. El juego del aro es otro juego tradicional, se jugaba con un aro de metal y una varilla. El aro de metal se fabricaba por el propio jugador, o lo obtenida del fondo de un cubo. Consistía en rodar por el suelo el aro ayudándose de la vara de metal que igualmente se la llama guía. Este juego tiene muchas variantes, por ejemplo, se marcaba un recorrido para ver quien llegaba antes, se competía para ver quien aguantaba más tiempo rodando el aro sin que se caiga. Se hacían también pruebas de habilidad entre varios jugadores que tenían que sortear varios obstáculos… etc.

Aroplano: Aeroplano del francés aéroplane, sinónimo de avión, aeronave mas pesada que el aire, provista de alas, cuya sustentación y avance es consecuencia de la acción de uno o varios motores.

Arramplar: Arramblar. Llevarse codiciosamente todo lo que hay  en el lugar, arrasar.

Arrascar: Frotar fuertemente la piel con las uñas. Frase: “El comer y el arrascar todo es empezar”.

Arrastrao: Persona rastrera, despreciable que se humilla vilmente. Es un arrastrao, capaz de hacer cualquier cosa por dinero.

Arrayar: Rayar, marcar, apuntar.

Arre: Voz dirigida a las bestias como orden de caminar

Arreate: Arriate. Área estrecha para tener plantas de adorno junto a las paredes de los jardines y patios.

Arrebañar: Rebañar. Coloquialmente "barrer para casa", también rebañar el plato o  cazuela cuando se está comiendo.

Arrebujao: Que viven juntos sin estar casados. “Después de veinte años hablando se han arrebujao  el Ramón y la Ramona”. y una sentencia popular:
No te cases con viudos,
Son olivos vareados,
No vayas a criar pollos,
Que otra gallina ha criado.(A.R)


Arrecio: Helado, con mucho frio, entumido. (ex)

Arrecoger: Recoger.

Arreglar: Cortarse el pelo.

Arrejuntar: Juntar, unir.Arrejuntarse un poco, a ver si cabemos tós en el carro”. A veces se utiliza como arrebujar.

Arremear: Remedar.  Dicho de una persona: Hacer las mismas gestos, acciones,  y ademanes que hace otra, generalmente con intención de burla.


Arremojao: Participio de arremojar en desuso y vulgarismo de remojar.  

Arrempujar: Empujar. Rempujar. Hacer fuerza contra alguien o algo para moverlo o rechazarlo.

Arrempuja Maruja
y estate quieta;
no me pegues tirones
de la bragueta.

Arrepanchigarse: Repanchigarse. Acomodarse en un asiento o en una bestia.

Arrepío: Aplicado a persona que le da ciertos ataque de violencia súbita e instantánea. Arrebato.

Arresguñar: Rasguñar, araña.

Arribota: Arriba del todo, en lo más alto. Antes no había costumbre de  botellón pero:

Los de arribota suban la bota, súbanla bien, que no quede gota.

Arrimarse: Cortejar a una mujer, galantearla, acercarse.

Arroba: Del árabe (ar-rúb) y significa cuarta parte. Se utiliza tanto para expresar masa como volumen, como medida de  peso, equivalente a 11,5 kilos, muy usada en nuestra tierra para pesar a los cerdos. También medida de capacidad para el vino equivalente a unos 16 litros. En español se aplica hoy este nombre al símbolo @ que separa normalmente al nombre del usuario del nombre del dominio en las direcciones de correo electrónico.

Arruchi-ao: De ruche. Pelar. Dejar sin dinero. “Le quedó cara de póker, le arruchó hasta el bigote”

Arrumbao: Dejado, olvidado, caído.

Arrutao: Encogido, acurrucado, agachado.

¡Arsa Pilili!: Se empleaba para mostrar admiración, sorpresa o estímulo para el que provocaba dicha expresión.

Asunto: Menstruación.

Ataero: Lo que sirve para atar. Parte por donde se ata una cosa.


Artesa: Cajón rectangular cuyos cuatro lados se van estrechando hacia el fondo, se usa sobre todo para amasar el pan, y en las matanzas para apartar las carnes, hacer la mezcla para los chorizos, morcillas etc.

¿Cuanto vales?¡cien reales!¿cuanto pesas?¡cien artesa!.

Artillera: Persona ordinaria, dominante bocaza, inquieta, destrozona


Arvejaca: Planta silvestre “guisantitos”. Con flores violeta azulado servía como alimento para el ganado.


Asentao pan: Pan del día anterior, como el que se usa para cocinar nuestras típicas migas.

Asín-asina: Así. De esta manera. “Asina decía mi burranquina”

Ansioso: Avaricioso, codicioso.

Asolanao: Normalmente referido a los productos del huerto, significa dañado por el efecto del sol, también se dice que alguien está asolanao cuando te ha dado el Sol muy de lleno produciéndote dolor de cabeza, en general mal estar producido por la insolación.

Asomá: Asomar. Aparecer.

Asperón: Especie de piedra de  jabón arcilloso áspero que se empleaba para fregar en la cocina, calderos, pasteleras, ollas, chapas, que se ponían al fuego y con el asperón le salía la tizne.

Atacarse: Introducir la propia camisa o camiseta dentro del pantalón. "Atácate que vas hecho un jarranarga".

Atajarre: Pieza de la albarda que impide que esta se desplace cuando va cuesta abajo la caballería.

Atarazar: Romper, tronchar, partir.

Atencia: Dependencia de algo o de alguien.

A tente bonete: Muy lleno, hasta arriba, hasta rebosar. De bote en bote.

Atentón: Persona que soba, manosea, toca…etc. “No seas atentón que está el jigo jinchón” (f.o.)

Atiforrar (se): Atiborrar (se).  Llenar (se) con exceso. Atracar, hartar.

Refrán: De grandes cenas están las sepulturas llenas.

 A to meté: A todo meter. A toda velocidad. Muy rápidamente.

Atontecido: Aturdido, atontao. “El pardá se dio un golpe en una torreta y cayó atontecio”

Atorao: Del latín obturare, cerrar, atascar, obstruir, atascado, atragantado.
Atroje: Es un sustantivo de género femenino - es una palabra de origen incierto que designa un espacio acotado en el doblao  para almacenar frutos y cereales, equivalente a "silo", "granero" o "depósito. “Los atrojes, con colmo, dicen como fue la cosecha

Ave - Avé: Exclamación que puede significar resignación, conformidad, asentimiento, justificación, etc. La entonación es muy importante en esta palabra por que desempeña una función destacada en su definición.

Avelahí - Velahí: Interj. Mira ahí o  ve ahí. Para que tú veas.


Aventar: Lanzar, tirar. Nada que ver con las acepciones del Drae. “El maletilla se aventó al ruedo”(f.o)

Aviarse: Vestirse, arreglarse. También lo usa el sujeto embrutecido para amenazar, "te meto un sopapo que te avío". También se usa como expresión al decir "Estás aviao" para decir que "lo llevas claro". También, "Ese ya se ha aviao con esa", vamos, que se han hecho novios o se han casado.


Azauche: Acebuche, olivo silvestre. “Dice que es de campo y no distingue un chaparro de un azauche” (f.o.)