martes, 30 de abril de 2013

La gatita parda


Me lo contaron a mí,
Que los perros y los gatos,
Se van juntos a dormir,
 
Como esa gatita parda,
Que en perro busca consuelo,
En medio una perra negra,
Que pone el grito en el cielo.
 
Mira la gata a la perra,
Como supuesta enemiga,
¡Con mis garras la destrozo!,
Mejor hacerme su amiga.
 
No la odio  por ser perra,
La envidio por ser sociable,
Yo rebelde y solitaria,
Ella  serena y amable.
 
Nuestras colas nos delatan,
Son diferentes señales,
Yo molesta y enojada,
Ella emoción a raudales.
 
La vida nos hizo así,
¿Porqué esa leyenda infame?,
No es que seamos hermanos,
Necesitamos cariño,
Y no el maltrato humano.
Copyright © 16/2012/1160

sábado, 27 de abril de 2013

Vuelta al pasado


Uno de esos días que estás pensativo,
Añoro el pasado, el presente lo vivo,
A veces cruzo ese puente,
Que une pasado a presente.
 
Recuerdo los buenos momentos
Me detengo un tiempo,
Me asomo, a ver lo que no pude ver,
Me alío con el ave fénix, para renacer.
 
Busco en la mente,
En esa cebolla tan llena de capas,
Fluyen los recuerdos, pasan las etapas.
 
Vuelvo a la inocencia, a la ingenuidad,
Cariño y amor que grandes  simplezas,
Quitamos la capa, una nueva etapa,
Es la pubertad:
 
La metamorfosis empieza a calar,
Se agitan los sueños y la fantasía,
Angustia, alegría: la sexualidad,
Los músculos crecen y  la rebeldía.
Se activa la mente, un adulto más.
 
Ya busca pareja, quiere conquistar,
Se siente seguro, ¡que tía, que buena que está!.
Le impacta su cuerpo, sus ojos, su cara, y
Hasta el caminar.
 
Pasión y deseo, el pasado es polvo,
El presente igual,
Se aviva  la llama,  ya se apagará,
Se fusiona el alma con la identidad.
Copyright © 16/2012/1160

miércoles, 24 de abril de 2013

Buitres

 
Los buitres vuelan y vuelan,
Y no dejan de volar,
Hasta que ven a la presa,
Que se van a disputar.
 
Entre ellos buena lid,
Son buitres de cuello alto,
Reyes de la egolatría.
Codiciosos, miserables,
Actúan con alevosía.
 
Cuentan con muchos gregarios,
Para hacer sus fechorías,
Con su pico poderoso,
Despedazan la armonía.
 
Causan injusticia y dolor
Se pierde la fantasía,
Vampiros del corazón,
Ocaso de la alegría.
Copyright © 16/2012/1160

jueves, 18 de abril de 2013

Sol y Luna





 
El sol ilumina el día,
Brilla en la noche  la luna,
Separados para siempre,
Sin esperanza ninguna.
 
El sol fuerte y poderoso,
La luna frágil  y bella,
Es la reina de la noche,
Con su séquito de estrellas.
 
 Celoso está el astro sol,
Las olas mecen la luna,
En el espejo del mar,
Rosas rojas en las dunas.
 
El sol le dice a la luna,
Que se vaya  recoger,
Que a deshora de la noche,
No anda la mujer de bien.
 
Entre  la pasión y la pena,
Romance de sinfonía,
Sobre las aguas del mar,
Con las bellas melódicas,
Que afina el viento al pasar.
 
El sol pidió un deseo,
El creador lo concedió,
Encontrarse con la luna
En un eclipse de amor.
 
Testigos de aquel romance,
Entre la luna y el sol,
Fueron todas las estrellas,
Y las rapaces nocturnas,
Con sus ojos de farol.
 
La luna vestía de plata,
De oro lucia el sol,
Lágrimas en las estrella.
El cielo conciliador.
 
Cuando veas un eclipse,
El sol cubriendo a la luna,
No mires entonces al cielo
Cegarse de amor abruma.
Copyright © 16/2012/11609

lunes, 15 de abril de 2013

El chupinazo


Suena el cohete en el cielo,
Estruendo soberano,
Mi vida se bate en duelo,
Me sube la adrenalina,
 
Unas poderosas manos,
Que por la gracia divina
Me sacan de la amargura,
De las patas de ese toro de miura.
 
Sopla el viento en remolinos,
Desbarre en Mercaderes,
Delante van “los divinos”.
Entre ellos dos mujeres.
 
Con un generoso emblema,
No resaltan sus vestidos,
Aunque los llevan ceñidos,
Destacan sus dos diademas.
 
Muchos “guiris” hacen fotos,
Un tremendo guirigay,
Desafío, riesgo, alboroto,
Desde “la perla”, la fiesta de  Hemingway.
 
Ya canto el pobre de mí,
La fiesta llega a su fin,
¿Es el final, que tu esperas?,
Lo que duró lo viví,
De tal manera,
¡Que viva mi San Fermín!
Nico 15/04/2013

miércoles, 10 de abril de 2013

La voz del alma (Relato de ficción)


 
Me hallaba suspendida en el aire sobre el cuerpo, cuando sentí que abandonaba el mundo y emprendía un viaje con destino al otro lado, estando cerca del final de un túnel, una luz cegadora me dejó agotada, busqué un sitio donde poder descansar, miré en mi entorno y no muy lejos encontré un lugar muy bello,  un hermoso jardín en medio de un páramo, me acomodé y comencé a reflexionar  en voz alta, ¿por qué voy a cargar yo con los pecados del cuerpo?
 
El cuerpo, (Gonzalo), era una persona sensible, inteligente pero también un vividor, su verdadera vocación era el placer, disfrutando intensamente de todos los caprichos que le venían en gana,  era el rey de la noche, del juego, de los placeres carnales, además ejercía una influencia negativa sobre los demás. Era un diablo suelto, el espíritu del mal,  a veces pensé si era un ángel caído.
 
Llevó muy mala vida y no tuvo tiempo de arrepentirse, un fatal accidente lo apartó del mundo terrenal  y descansa en paz.
Yo en cambio tengo que responder de sus actos, me enjuician por la flaqueza de otro y no es justo que tenga que “limpiarme” o mejor purificarme por las delicias del cuerpo.
Se me tiene que ocurrir algo que cambie mi destino, algo así como volver a empezar, que Gonzalo vuelva a nacer con un nuevo cuerpo y yo rencarnarme en el mismo ser.
 
Me presenté ante el Altísimo, dialogué con un ser luminoso, le expuse el caso detalladamente, después esperé respuesta.
La iniciativa que propuse no es que entusiasmara pero obtuvo un veredicto favorable. Me concedieron una segunda oportunidad de salvación.

A partir de ahora tengo que ocuparme de guiar al cuerpo por el buen camino, tengo que participar de sus estados de ánimos y saber en cada momento sus sentimientos.
Un día decidí aparecer por sorpresa en La Tierra, en un hogar que necesitaba un hijo, era una buena familia que recibió con entusiasmo su nacimiento.
A partir de ahora teníamos que luchar contra el primer enemigo, el mundo.
 
Pasó la niñez jugando y haciendo travesuras pero también aprovechando el tiempo, quería ser abogado criminalista como su padre, cosa que consiguió al cabo de los años.
Un día lo vi jubiloso y entusiasmado, ¿estaba enamorado?,  Natalia es una maravillosa compañera de bufete, de espectacular belleza, pero hay algo que esconde, no obstante me dio tal alegría que me moría de gozo, entonces comprendí que el cuerpo es solo para atraer, no te enamora te excita, uno se enamora del  alma, del interior de la persona.

El nuevo Gonzalo era una personal agradable, juvenil y simpático con gran poder de convicción.
Por su profesión comenzó a defender a mentes criminales, implicándose mucho en la vida de otros. A veces le he creado remordimientos de conciencia para  revelarle que se estaba equivocando.
Un día se le pidió defender un caso raro, un hombre que la policía había cogido “in fraganti” con un cuchillo en la mano inclinado sobre una mujer cubierta de sangre, parecía un caso muy claro que el hombre era el asesino. Pero él tenía que probar que era inocente, a cambio se le ofreció  dinero prestigio y placer.

 
Hace unos días recibió una llamada de alguien con mucho poder, diciéndole que el acusado era una persona respetable y muy influyente y que tenía pruebas que  lo exculpaban del delito, no obstante por si fallaban estas,  había que buscar un chivo expiatorio para encubrirlo. A esto último Gonzalo se negó rotundamente y lo amenazaron, exigiéndole cumplir el pacto o que se atuviera a las consecuencias.
 
Descubrió que las pruebas podían ser fabricadas, una de ellas era un pacto firmado por los cónyuges “la mataba para que no sufriera”, (tenía una enfermedad degenerativa), pero estaba claro que la mató de forma cobarde y alevosa.
 
Yo no quería que fuera abogado del diablo, quería que fuera abogado de los indefensos, pero me llena de orgullo que tenga el único título que quería para su vida.
 
Natalia guarda un secreto y hasta que llegue el momento, no quiere que lo sepa Gonzalo, (está casada, su marido quedó paralítico el día de la boda a causa de un accidente y a los dos meses entró en estado de coma profundo).
Ella ama a Gonzalo pero no le quiere ser infiel a su marido.
 
Eran las doce de la noche y seguían en el despacho preparando la defensa del día siguiente cuando se cruzaron unas miradas llenas de amor, ternura y fuego, ocurrió lo que  se esperaba, perdieron la razón, el sol no apareció y la noche fue testigo de una locura de amor eterna, yo experimente algo que nunca me había ocurrido, levitaba fuera del cuerpo, sentía atracción por el alma de Natalia, sensaciones extrañas de vida, llenas de amor y de gozo.

Se celebró el juicio y pasó lo que se esperaba, las pruebas fueron desestimadas en su totalidad y el acusado fue declarado culpable de homicidio.
Había que tener cuidado, podían sufrir un ataque de represalias del crimen organizado, se fueron al despacho abatidos, tomando todo tipo de precauciones,   en la sala de juicios hubo caras con miradas asesinas.
 
Se refugió uno en la otra y fue una noche de amor apasionante, espectacular y confusa.
Ocurrió algo muy extraño, se oyeron gritos pidiendo ayuda, de pronto se oyó una Voz que dijo “¿Qué quereis que haga?” “¡salvadnos Dios mío!, y sucedió como un milagro, todo a nuestro alrededor estaba muerto, (Natalia y Gonzalo fueron asesinados por gente del hampa), viajábamos en el tiempo, éramos como dos ondas en otra dimensión,  dos espíritus afines, capaz emitir vibraciones de felicidad, sentimientos de amor y ternura, ¡asombroso desconcierto!
En la materia estaban escritos nuestros nombres con destino al Paraíso Celestial.
El amor ocupó el vació interior llevándonos a lo más  afortunado de toda la existencia, un lugar paradisiaco, un inmenso jardín de una belleza espectacular.
Caía el sol en el horizonte, mientras la luna radiante hacia su majestuosa aparición.
Nos dieron alojamiento en el hogar celestial. (Un espacio entre vidas donde se  descansa y se toma conciencia de la nueva visión fuera del cuerpo).

Despuntaba el  día,  alborada mágica con insuperable armonía de luz y color,  el silencio se convirtió en música celestial, voces espirituales con timbres claros, profundos y cristalinos.

Miro y me sintió observada, no tengo una visión real fuera del cuerpo físico sin embargo noto la presencia de mi alma gemela. ¿Natalia?, ¡si  Gonzalo!, ¡ya somos espíritus!, ¿Cómo te encuentras?, me siento viva, me “abrazó” emocionada, ¿dónde estamos?,” La voz dijo, hoy estaréis conmigo en el paraíso”. 

Hoy es el tercer día desde que nos liberamos del cuerpo y debemos pasar por  El Tribunal Supremo, (El Ojo Celeste), donde nos juzgarán las acciones pasadas.

{{El Ojo celeste: Monumento majestuoso de singular belleza. Tiene forma de pirámide truncada coronada por el ojo celeste dentro de un triángulo radiante}}.

La sentencia condenó a Natalia al Purgatorio.
Nuestras almas se agitaron,
El Altísimo preguntó ¿Qué sucede?
El espíritu de Natalia contestó:

“Imploro y suplico Tu clemencia, no hubo pecado de conciencia, hubo un solo hombre en mi existencia, quiero a Gonzalo con vehemencia y al infierno me lleve esta sentencia, si no consigo del Padre su indulgencia”.

Sus palabras conmovieron al Padre, había hablado “el corazón”:

El viento sopló sobre nosotras alzándonos del suelo, un resplandor nos hizo temblar, al final se escuchó:

Os salvó el amor, regresasteis a para alcanzar la gloría. Os guiará mi luz por todo el paraíso, id en paz.

Vibraron de felicidad y alegría el poder de atracción entre las dos almas era tal que se convirtió una en la luz de la otra.

Copyryrigh16/2013/1907

viernes, 5 de abril de 2013

la fuerza del cariño


Cuando zozobra mi alma,
Y no encuentro armonía,
Hallo en tus ojos la calma,
Me sacan de la agonía.
 
Eres luna, y eres sol,
Eres sensible, creativa,
Eres ímpetu, y fulgor,
Sentimental, compasiva.
 
La luz del amanecer,
La brisa de la mañana.
La inspiración de mis versos,
La estrella del universo.
 
Hay que alimentar el fuego,
Para que nunca se apague,
El amor es  ese juego,
Lleno de ilusiones vivas,
Que dan sentido a la vida.
 
Le digo a mi corazón,
Si se cansará de ti
Y responde sonriendo,
Imposible para mí.
 
Donde tú quieras, yo iré,
Recorreremos caminos,
Como dos ríos que fluyen,
Unidos  por el destino.
 
Mis ojos para admirarte,
Mi corazón para amarte,
Mi alma para adorarte.
Copyright © 16/2012/11609