miércoles, 21 de febrero de 2018

Que sería...


Que sería del ojo del huracán,
si sufriera un desprendimiento de retina:
¡Pobres olas! perderían el rumbo,
y no arrasarían todo lo que encuentran a su paso.

Que sería de ti si estás a punto de morir,
y la vida te diera otra oportunidad:
Iría por ti  y te haría sentir,
que lo bueno estar por llegar.

Que le pedirías a tu alma,
si vive más de una vez en el mismo cuerpo:
Que ilumine la vida al otro,
y que nuestra conexión nunca se pierda.

Que sería de los molinos,
si no los moviera el viento:
Ellos dirían, viento te quiero,
si tú me fallas me muero.

Que sería de nosotros,
si no supiéramos conducir entre las curvas de una mujer:
Un vibrante peligro,
y un accidente gravísimo.

Copyright © RTPI 16/2017/3421


domingo, 18 de febrero de 2018

La marcha fugaz de Aida

Somos viajeros del tiempo,
seres llenos de manías,
lágrimas colgadas del firmamento,
en ese lienzo de flores con pétalos de alegría.

Fue un placer fugarme contigo,
y al tiempo plantarle cara,
viendo implorar al poderoso enemigo,
que mi corazón te amara.

Perdidos en el ángulo oscuro,
de la alborada armónica de la vida,
un murmullo de aire puro,
la marcha fugaz de Aida

Como un silencio próximo a expirar,
cayó sobre mí el sol de tu mirada,
me penetró la roja sangre de la de verdad,
tu amor entró en mi vida aquella madrugada.

A tu lado vuelvo a nacer,
mis latidos van al ritmo de los besos,
de tu alma de mujer,
ese vértice de vida que provoca mi embeleso.
Copyright © RTPI 16/2017/3421

miércoles, 14 de febrero de 2018

Aquella ventana al mar

Aquella ventana al mar,
tiene un espacio secreto,
me permite navegar,
e invadir tus sentimientos.

La brisa lleva el timón,
y mi alma toma cuerpo,
a ciegas zarpa el amor,
entre sonidos y ecos.

Sube y baja el ardor,
y amanece el primer beso,
activando al corazón,
que late como un poseso.

En la ventana hechicera,
destella la oscuridad,
dos cuerpos semidesnudos,
a punto de naufragar.

Cambió la brisa de rumbo,
con la luna de azahar,
embraveciendo las olas,
de ternura corporal.

Solo tú y yo sabemos,
de aquella ventana al mar,
donde navegan los sueños
con ecos de libertad.
Nico Pozón Requejo Copyright © RTPI 2018


sábado, 10 de febrero de 2018

El infarto


Agónica muerte,
donde todo se derrumba,
cuando el corazón no late,

antes que el cuerpo sucumba,
donde te roban el alma,
los ecos de la ultratumba.

Prisioneros somos del corazón,
de su ritmo de su son,
mil imágenes regresan a la memoria,
tantas vidas, tantas historias.

A borbotones brota el dolor,
en blanco y negro, en tecnicolor,
pongo la mano en el pecho,
sus latidos agotados no reconocen mi voz.
Copyright © RTPI 16/2017/3421

miércoles, 7 de febrero de 2018

Amándonos

Sus ojos se clavaron en los míos,
y sus labios en mi boca,
el pecado del edén,
su fuego me lo provoca.

Entre a oscuras,
en su cuerpo de diosa
una dulce embocadura,
eres ternura, mi bella rosa.

La sentí desfallecer,
escuché una y otra vez su susurrante voz,
un gozoso desatino de embriaguez,
hizo levitar mi ser.

Un irresistible cosquilleo, de una rabiosa mujer,
entre suspiros y gozo, hasta apagar nuestra sed
una descarga penetrante,
estremeció a mi cuerpo e invadió su ser.

Un fuerte temblor nos sacudió,
dejándonos exhausto de inmenso placer,
entonces me llené de ella,
y nuestros párpados se cerraron en el sueño.

Copyright © RTPI 16/2017/3421

domingo, 4 de febrero de 2018

El desorden de los sueños


Me gustan los sueños porque tienen su propia vida y su propia voz,  sé  que a veces nos hablan a través de la energía de nuestro silencio.
Manadas de imágenes en desorden trastornan nuestro universo, hay momentos en que cierro los ojos y oigo cantar las estrellas.
Los sueños son el refugio de nuestros pensamientos, viven en el interior del insomnio y cuando no se sienten seguros salen a la luz por las invisibles ventanas de los ojos.
Hemos creado los sueños a nuestra imagen y semejanza no para crear una historia que ya estaba hecha si no para recrearla y vaciar la conciencia.
Mientras estoy ausente en la nada,  mis sentidos se ponen en acción y un huracán de emociones se desata, tu largo pelo se tensa como las finas cuerdas de una guitarra  y su sonido  me arrebata  hasta que el universo se hace teta de mujer, entonces unos cuerpos se abren paso entre otros cuerpos pero ninguno llega al pezón para libar el dulce néctar del gozo.

Autor: Nico Pozón Requejo -  Copyright ©

sábado, 3 de febrero de 2018

QUINTO ANIVERSARIO


Con fecha de hoy se cumple el quinto aniversario del blog y quiero agradeceros vuestro apoyo y entrega y las bellísimas palabras de vuestros comentarios.
Humildemente intento llegar a vuestros corazones sin saber si lo lograré o no pero ese es el reto de cada año.
Necesito deciros también que vuestra ayuda ha sido muy importante para alcanzar las 151.577 visitas en el día de hoy.
Gracias amigos por leerme y aunque no os vea sé que estáis ahí
Un fuerte abrazo 


Nico Pozón Requejo